Sin Categoría22 de marzo 2021

México, un Gigante Solar Dormido

Mara Porras

Mara Porras

Digital Marketing Analyst

México, un Gigante Solar Dormido

México, un gigante solar dormido

¿Por qué México es el lugar perfecto para la energía solar?

Mientras que países como Estados Unidos, Alemania o Japón han recibido mucha atención por la adopción temprana de energía solar residencial, los países en desarrollo con mayor potencial solar en el mundo han empezado a moverse. De estas potencias solares, México destaca por encima del resto.

México está preparado para un explosivo crecimiento en el uso de la energía solar debido a la abundancia de condiciones existentes.

1) Alta irradiación solar.

Esta es una manera formal de decir que México recibe una gran cantidad de luz del sol. Todo México recibe más luz solar que los principales mercados solares como Nueva York, Nueva Jersey y Oregon (mercados que son viables en gran parte gracias a los subsidios del gobierno). La mayor parte del país está a la par con minas de oro solares como Arizona y el sur de California.

Nuestro país goza de una situación privilegiada en cuanto a irradiación solar, con un promedio anual de 5.3 kwh/m2 por día.

Graficas-Mexico-un-gigante-solar-dormido-06-1024x612.jpeg

Mapa: SolarGIS

2) Energía convencional costosa.

El costo de la energía no subsidiada en México es más de $4 pesos por kWh (más de 28 centavos de dólar por kWh). En contexto, es más del doble del costo promedio de la electricidad en los Estados Unidos (12,35 centavos / kWh) y casi 50% más que la energía más cara de los EE.UU. (20,83 centavos en Nueva Inglaterra).

Hay varios motivos que causan el alto costo de la energía en México. Esta tarifa se llama la tarifa DAC (“Doméstico de Alto Consumo).

3) Una política de banqueo de energía sólida.

México aprobó el uso de medidores bidireccionales en 2007. Esta política esencialmente crea un banco virtual para cada casa con energía solar. Cuando un hogar genera un exceso de energía (por ejemplo, durante horas de irradiación solar pico por la tarde o durante los meses más calurosos del verano), la CFE, la empresa suministradora de energía de México, da crédito por esa energía extra.

Esta energía se utiliza para compensar el consumo futuro de la red durante las horas con menos sol (por ejemplo, por la noche o durante el invierno). La CFE calcula la energía que se utilizó contra la energía que se consumió y cobra por la diferencia. Este crédito se puede mantener para cualquier exceso de energía solar a producir hasta por un año.

Dadas estas condiciones solares perfectas, surge la pregunta obvia: ¿por qué los hogares Mexicanos no cuentan con energía solar cuando las condiciones son mejores que aquellas en los países con climas menos templados y con electricidad más barata?

La respuesta: Finanzas.

Muy pocos consumidores, en particular los primeros que se decidirían por adquirir el sistema, desembolsarían entre $150,000 — $200,000MXN ($10,000 USD+) para adquirir una tecnología con la que no están familiarizados y en donde las opciones financieras existentes no son óptimas.

Los bancos ven la inversión en un sistema de energía solar como un crédito de consumo convencional, esto implica el cobro de tasas de interés de hasta el 30%, lo que limitaría cualquier ahorro potencial. Hay otras opciones de financiamiento del gobierno como FIDE, que aunque ofrece tasas de interés más baratas (10+%), obtener el apoyo es engorroso por los procesos burocráticos.

Puede tomar hasta un año para obtener este financiamiento. Es por eso que pocos consumidores se ven motivados (sobre todo cuando esta opción sigue teniendo una tasa de interés relativamente alta).

La mejor forma de resolver el problema del financiamiento para obtener un sistema de energía solar es con una suscripción solar. Las compañías de suscripción solar asumen todo el riesgo al comprar el sistema de paneles solares y ofreciéndolo al cliente con una tarifa energética mensual menor a la que paga a la CFE. A cambio, la compañía de suscripción puede dividir los ahorros con los clientes para que ambas partes ganen y la energía solar se vuelva viable para muchas más personas.

Este modelo ha contribuido de forma exitosa al crecimiento del mercado solar en otros países, como Estados Unidos y está listo para tener mucho más éxito en México.

Si estás pagando tarifa DAC, ¡no te preocupes! 

La buena noticia es que te conviene cambiar a energía solar con Bright y empezar a ahorrar desde un 20% hasta un 98% en tu recibo de luz. Fijamos tu tarifa para que ya no tengas la volatilidad de la tarifa actual, y con nuestro servicio hay cero riesgo para ti ya que nosotros llevamos toda la operación, monitoreo y mantenimiento a modo de servicio.

Al final del día eso es lo que nosotros somos, proveedores de energía solar no venta al por menor de paneles.  

Recuerda que para calificar para energía solar sin inversión se necesita:

  • Ser dueño de tu casa (no aplica para negocios, ni departamentos con más de 4 pisos)
  • Pagar tarifa DAC (la tarifa que pagas viene en el frente de tu recibo de luz o en el app de CFE Contigo)

¿Tiene comentarios o preguntas?

Nos encantaría escucharte