Pangea 2021: Trabajo y generación distribuida en un mundo globalizado

trabajo y generación distribuida

Por: Jonah Greenberger

trabajo y generación distribuida

Fuente original: Mexico Business News

La distribución de trabajo y las generaciones cambiaron desde que comenzó la globalización… a raíz de la pandemia, con todos los avances tecnológicos, los crecientes mercados y oportunidades que han surgido a raíz del Internet, la humanidad está más conectada que nunca y a la vez, increíblemente distribuida.
Cualquiera en el mundo puede trabajar desde cualquier parte: únicamente tiene que conectarse a su servicio de video de preferencia, y voilà.

Internet y la conexión

Durante muchos años, parecía como si el mundo se estuviera unificando. La invención de los aviones nos permitió hacer negocios con gente de otros países. Luego, Internet nos permitió hacer lo mismo, pero más rápido. Y luego Internet creó simultáneamente nuevos mercados (Uber, Airbnb, Rappi, etc.) y habilitó videoconferencias tan reales, que pareciera que todos estuvieran reunidos en la misma sala.

Con estos avances, nos unimos increíblemente, pero a la vez, nos distribuimos increíblemente. Cualquiera en el mundo puede trabajar en cualquier lugar: simplemente tiene que conectarse al servicio de videollamada de su elección, y voilà.

Generación Distribuida vs el cambio climático

En Bright, permitimos que los consumidores generen su propia energía. Desde el principio, fuimos un gran ejemplo tanto de unificación como de distribución. Trabajábamos hacia el objetivo unificado de resolver el calentamiento global, que afecta a todo el planeta, pero desde un inicio teníamos trabajadores en dos países: Estados Unidos y México.

También representábamos un elemento adicional de distribución: permitimos a los consumidores producir su propia energía a partir de paneles solares distribuidos en sus techos. En esencia, éramos trabajadores distribuidos que permitían la generación distribuida, pero con un propósito unificado que nos afecta a todos: prevenir el calentamiento global.

COVID y la pandemia

Seis años más tarde y con casi 100 colaboradores, el caos creado por COVID-19 ha acelerado este fenómeno “distribuido, pero unificado”. Si bien teníamos una oficina centralizada antes de COVID-19, una vez que llegó la pandemia, nos distribuimos al 100% y nuestros clientes también: estaban en casa consumiendo más energía y acelerando el deseo de producir su propia energía para compensar su creciente demanda.

Y nuestra misión unificada de resolver el calentamiento global para todos nunca ha sido más fuerte. La adversidad nos separó y nos unió simultáneamente.

Pangea 2021

Si recuerdan sus clases de historia, es posible que recuerden haber aprendido sobre Pangea, el supercontinente que existió durante el Paleozoico tardío y el Mesozoico temprano. Era un mundo que estaba increíblemente unificado tanto metafórica como físicamente. Pangea estaba conformada por la unión de lo que ahora conocemos como los 5 continentes hace unos 335 millones de años, y comenzó a separarse hace 175.

A medida que se fue rompiendo, especies únicas se desarrollaron y se adaptaron a sus entornos. El mundo se convirtió en un lugar más interesante y con más matices y, dependiendo de dónde viviera en la cadena alimentaria del mundo, a veces mejor y a veces peor.

Cuando ciertas especies se trasladaron de un área a otra, crecieron rápidamente porque no tenían depredadores locales, alterando el ecosistema y causando cambios masivos. Sólo aquellas especies que habían evolucionado juntas terminaron siendo simbióticas: el chorlito egipcio, por ejemplo, que limpiaba los dientes de un cocodrilo sin que se lo comieran, o el pez Remora, que hace autostop en los tiburones a cambio de limpiar los parásitos y la piel muerta del tiburón.

Trabajo y Generación Distribuida en un mundo unificado

...será increíblemente importante que trabajemos duro para evolucionar juntos hacia propósitos unificados y globales, y buscar estas relaciones simbióticas en lugar de centrarnos en establecer nuestro lugar en la cadena alimentaria. 

En la medida en la que seamos capaces de romper nuestra pangea metafórica, creo que será increíblemente importante que trabajemos duro para evolucionar juntos hacia propósitos unificados y globales, y buscar estas relaciones simbióticas en lugar de centrarnos en establecer nuestro lugar en la cadena alimentaria.

Pude ver individuos o países volviéndose más y más egoístas y con herramientas que brindan productividad y mayor inteligencia. De hecho, ya estamos viendo esto entre China y EE. UU. Y también en muchas otras partes del mundo. Pero si lo hacemos, es posible que este no sea un mundo en el que realmente queremos vivir. Alternativamente, puede haber cierta belleza en estar separados, pero trabajar por un propósito común. Soy optimista sobre el potencial de nuestra generación para hacerlo.

Buena suerte. En Bright continuaremos trabajando arduamente para lograr este futuro y esperamos que muchos otros lo hagan también.